Consiguiendo bienestar emocional

“¿Cómo estoy hoy?” Esta es una pregunta que creo que tendríamos que hacernos cada día, y hoy quiero hablarte de eso, de lo importante que es saber cuáles son nuestras necesidades, nuestro estado emocional presente, y qué necesitamos para mejorar nuestro bienestar.

¡Qué importante es la salud emocional! Para mí, tiene exactamente el mismo peso que la salud física, pero a veces nos olvidamos de ella, y aunque no lo hagamos, puede ser difícil encontrar un equilibrio y bienestar interno.

Creo que un buen primer paso para buscar ese equilibrio es identificar qué aspectos de tu vida te están aportando bienestar y cuáles no. Por ello te animo a hacer el siguiente ejercicio: coge un cuaderno, tómate unos minutos para respirar profundo, y a continuación escribe qué cosas de tu vida te gustan y te llenan, y cuáles te están trayendo malestar de cualquier tipo. Me refiero a cualquier ámbito (hábitos, trabajo, amistades, pareja, rutina, hobbies…)

Para mí, el objetivo de esta práctica es, una vez identificado todo, empezar a dedicar más tiempo a las cosas que me hacen feliz; intentar poner en orden todo lo que no lo haga; y por último, ser determinante en apostar por un cambio a mejor, ya sea empezar una actividad que me he dado cuenta de que me llena y que no estoy haciendo, cambiar algo en mi vida que me está aportando malestar, luchar por mis sueños profesionales, y un largo etcétera.

En definitiva y en mi opinión, al final trata de ser YO el centro de Mi vida, de estar en primer lugar, de estar muy atenta a mis necesidades, de encontrar esa armonía y equilibrio que necesito, de conocerme, de encontrar qué me motiva y de ir a por ello.

Por último y como tips diarios, siempre es beneficioso dedicar un pequeño espacio al autocuidado, del tipo que sea, así como intentar sacar un ratito para meditar, relajarnos, o desconectar del día;  hacer caso a nuestro cuerpo, e intentar sacar un rato de disfrute, y si esto no es posible, encontrar el disfrute en las cosas cotidianas